06

Oct

Publicado por: Radu Matei | apps | desarrollo | Tecnología | web

10 características que debes conocer sobre web-apps

Seguramente todos los que estamos metidos de lleno en el sector digital percibimos que la forma en que navegamos por Internet evoluciona constantemente pues en estos últimos años lo ha hecho a un ritmo frenético, parece que fue ayer cuando buscábamos en enciclopedias en formato libro o CD, o cuando solo disponíamos de Internet en casa en un ordenador de sobremesa. Estábamos acostumbrados a esperar horas, incluso días, hasta llegar a casa o la biblioteca más cercana para poder confirmar o desmentir cualquier dato o información.

Por suerte, gracias a la evolución de la tecnología digital, esto ha cambiado. Hoy vemos como algo totalmente normal realizar una consultar en Internet de inmediato desde cualquier lugar. Este hecho ha supuesto un cambio en nuestros hábitos de vida, hemos normalizado tanto la inmediatez que se ha convertido casi en una necesidad. Y es que el uso de tecnología móvil es cada vez más frecuente, en cualquier lugar y momento puede un usuario conectarse a su dispositivo, esto es posible en gran medida a las aplicaciones móviles.

Dentro del gran ecosistema de las aplicaciones móviles existe división inicial entre 2 tipos diferentes de aplicaciones, aquellas que podemos descargar desde la store de nuestro dispositivo y aquellas que no requieren descarga, las web-apps. Estas ultimas son las que vamos a tratar en este artículo.

Te podría interesar ¿Apps nativas o híbridas? Difícil decisión…

Una web-app no es una app al uso, no la encontrará en las «stores» de aplicaciones, pues es la adaptación de una web optimizada en un formato apto para dispositivos móviles. Esta se ejecuta automáticamente en cualquier navegador de tu dispositivo móvil cuando detecta que el dispositivo que intenta cargar la página es un smartphone o tableta, es rápido y casi indetectable para el usuario común pues no requiere instalación.

En cuanto a la parte un poco más técnica, para conseguir esta adaptación sin necesidad de descarga en cualquier formato y dispositivo se consigue con fragmentos de javascript, css y html que deben añadirse en el código. Por ello, se requiere de un navegador moderno y actualizado en el dispositivo del usuario, en caso contrario la web-app podría generar errores de visualización.

Una vez explicado este concepto, es el momento de conocer los 10 factores positivos y negativos de las web-apps, y para ello usaremos como referencia a sus hermanas, las aplicaciones móviles comunes.

Las ventajas más significativas de este tipo de aplicaciones son:

  1. No requiere descarga previa, el hecho de no encontrarse en Apple Store o Google Play, sino que se carga de forma automática dentro del navegador de tu dispositivo la hace más accesible para el usuario. Caso contrario a las aplicaciones comunes que sí requieren instalación por lo que se crea una barrera más a la accesibilidad del usuario.
  2. Su funcionamiento es siempre óptimo, sin distinción del sistema operativo que uses. En cualquier navegador moderno y actualizado la visualización será adecuada y muy parecida. En cambio, las aplicaciones comunes tienen un gran número de versiones y puede variar mucho la calidad en función del dispositivo del usuario, por no hablar del sistema operativo.
  3. Las actualizaciones son automáticas e instantáneas. A diferencias de sus hermanas, no es el usuario quien debe actualizar la aplicación para obtener la última versión, lo que evita tiempo y molestias a los usuarios.
  4. Estas aplicaciones acostumbra a ser más económicas. Requieren un desarrollo mucho más sencillo que el resto de aplicaciones, por lo que su coste y complejidad suele ser menor.
  5. Son más fáciles de diseñar. Al ser un lenguaje más sencillo, la complejidad técnica es mucho menor, por lo que es relativamente más sencillo encontrar un desarrollador y, en consecuencia, es más asequible crear una web app que el resto de aplicaciones móviles comunes.
  6. Puede llegar a todos los usuarios. Es decir, con una aplicación nativa debes hacer un desarrollo adaptado a todos los dispositivos y sistemas operativos, para luego publicarla en las stores respectivas. En cambio, con web-apps se puede visualizar en el navegador de cualquier usuario (independientemente del dispositivo y sistema operativo).

Por otro lado, también tiene algunas desventajas, las 3 más notables serían:

  1. No puede servirse de las funciones del dispositivo, eso supone que la funcionalidad de las web-app se verá siempre más limitada que las aplicaciones nativas al uso, las cuales sí disponen de todo el potencial de su sistema operativo para ejecutar acciones.
  2. Por norma general, toda la información se descarga cada vez que el usuario se conecta con la aplicación, aunque en algunas ocasiones guarda información de forma temporal en el navegador. Esto supone una barrera para el usuario no solo en tiempo de carga, que siempre es importante, sino también en cantidad de información descargada, que es un aspecto a considerar  cuando el usuario no dispone de conexión Wi-Fi.
  3. Para acceder a una web-app, el usuario deberá disponer siempre de conexión a Internet. Esto no ocurre normalmente con las apps nativas, las cuales pueden funcionar sin la necesidad de conexión.
  4. Por último, el hecho de no encontrarse dentro de las tiendas de apps pierde visibilidad, no puede competir contra las aplicaciones comunes y su repercusión se reduce al alcance que pueda tener la página web vinculada a dicha web-app.

Para concluir este artículo, mi opinión desde el punto de vista de desarrollador es que solo existen dos motivos para crear una web-app, el primero es que las características de tu producto y del tus usuarios sean idóneas para una web-app, es decir, las condiciones te pidan este tipo de aplicación, o segundo; que el presupuesto no te permita una aplicación nativa. Aun así, si tienes suerte y tu presupuesto es «ilimitado» mi recomendación sería desarrollar primero las aplicaciones nativas para cada sistema operativo pero reservate una pequeña cantidad para desarrollar tu web-app, no está de más tenerla, pues como te he explicado antes, te puede ofrecer cosas que las aplicaciones nativas no pueden.

Te podría interesar Web responsive, la evolución de Internet y la tecnología mobile.

 

Barcelona
Passeig Gaiolà 13
+34 933 801 144
Lleida
Carrer Agustins 7
+34 973 988 222
Andorra
(Escaldes-Engordany)
Parc de la Mola 10, AD700
Bogota
Carrera 9A #99-07 Piso 9. Despacho 02
Torre la Equidad