22

Jun

Publicado por: Joselyn Marcano | innovación | productos digitales | Redes sociales | Tecnología

Las redes sociales como ejemplo de innovación constante

La tecnología está cambiando al mundo de manera feroz. Esta es una realidad de la que no podemos escapar y de la que nuestra generación está siendo partícipe desde primera fila.

La mayoría de las redes sociales empezaron siendo plataformas sencillas que se crearon para compartir, conectar y comunicarnos. Hoy la realidad es muy diferente, se han convertido en una industria que va más allá de la comunicación entre usuarios, han moldeado la manera en que vemos la televisión, nuestras actividades sociales e, incluso, la forma de hacer publicidad.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Las redes sociales parecen un “invento” reciente. Pero si echamos un vistazo hacia atrás, la realidad es que esta industria empezó hace aproximadamente 47 años (1971) cuando se envió el primer email. Los protagonistas, en ese caso unos ordenadores muy avanzados por su tiempo, que ahora parecerían cuanto menos “prehistóricos”, se encontraban uno al lado del otro.

Desde entonces, la evolución y la necesidad de interconectar no ha parado. Empezando por GeoCities, TheGlobe.com, AOL Instant Messenger, Sixdegrees.com, Friendster, entre muchas otras plataformas; hasta llegar al siglo XXI, cuando Facebook se consagró en 2004 como el rey de las redes sociales superando a MySpace con 600 millones de usuarios registrados.

Nuevo siglo, nuevas plataformas

En la actualidad, Facebook comparte el reino de los usuarios con WhatsApp con un 87% de internautas activos, sólo en España, según ha expuesto la IAB en su estudio anual de las Redes Sociales presentado a principios del mes de junio.

De tercer lugar se encuentra YouTube con un 69% de usuarios, seguido por Instagram con el 49% de penetración, aunque esta se posiciona como la red social que más incremento de usuarios diarios representa.

Y así como las plataformas digitales evolucionan, cambian y mejoran, la sociedad que las usa también. Es ahí donde debe entrar el ingenio y la innovación de quien las recrea.

Desarrollar la idea es el primer paso, esencial diría, pero el verdadero reto está en mantenerse con el paso del tiempo. Es allí donde radica el éxito de cualquier proyecto.

Ejemplos de evolución constante: Facebook e Instagram.

Seas usuario activo de Facebook o no, seguro habrás escuchado el escándalo en el que ha estado envuelto Facebook estos últimos meses por el caso de Cambridge Analytica, un caso que ha llevado a Mark Zuckerberg al estrado del Congreso de Estados Unidos y hasta al Parlamento Europeo a declarar por los más de 87 millones de datos filtrados por la agencia británica proporcionados por la red social.

Un evento que no ha evitado el crecimiento de su plataforma aliada, Instagram. Al contrario, su despegue se ha impulsado y ya superado en más de 5 veces el tamaño de Snapchat.

Desde la compra de Instagram en 2012, su evolución se ha visto marcada por la inclusión de aquellas funciones que diferenciaban a otras plataformas con éxito y se han llevado hasta esta la red social, como por ejemplo: Las conversaciones internas (WhatsApp), videollamadas (WhatsApp), multillamadas (Skype), Instagram Stories (Snapchat) y ahora una nueva plataforma de vídeos alterna que han llamado IGTV.

Esta nueva función, lanzada el 20 de junio de 2018, busca empujar a Youtube al ofrecer vídeos verticales de larga duración (10 minutos), a excepción de cuentas verificadas que tendrán la oportunidad de crear contenido hasta de 60 minutos. Por ahora, los vídeos de IGTV solo podrán ser pregrabados y no en vivo, aunque la gerente de productos de Instagram, Ashley Yuki, anunció que es algo que la compañía visualiza a futuro.

Para hacer la experiencia más “televisiva”, al momento de abrir IGTV iniciará la transmisión automática de las cuentas seguidas regularmente y funcionará como una especie de canal de televisión que para pasar de canales, solo deberás desplazar con tu dedo hacia arriba donde encontrarás otras categorías como “Para ti”, “Siguiente”, “Popular” y “Seguir Viendo”.

3 Claves sobre innovación para aprender de Instagram

Dicho esto, podemos y debemos rescatar 3 aspectos importantes que nos ha enseñado Instagram con sus modificaciones:

1.- Nadie es dueño de nada. Si algo te inspira, y ves la oportunidad de mejorarlo ¡Hazlo! Eso que visualizas es lo que diferenciará tu idea.

2.- Adáptate a las nuevas tecnologías, úsalas y transforma esa idea sencilla en un producto disruptivo.

3.- Reinvéntate. No importa el éxito que tenga tu negocio en este momento, el futuro es incierto. Pon el tiempo a tu favor, adelántate y actualiza la versión que ya tienes ahora, crea tendencia.

Conclusión

Al momento de formar tu startup debes tener claro que cualquiera que sea tu producto o servicio, cumplirá con un ciclo de vida que se repite siempre: Introducción, crecimiento, madurez y declive; y en las plataformas sociales este proceso se suele ver con gran celeridad, en algunos casos en un mismo año.

Partiendo de este ejemplo, ya vemos cómo las aplicaciones sociales, al igual que la mayoría de productos digitales, reflejan las tendencias cambiantes de la sociedad. Una relación muy estrecha que mantiene con la tecnología, pues esta facilita, en muchos casos, el adaptar determinado producto a la sociedad. Así pues, todo ello nos lleva a una sola solución: la adaptación y el avance. Un desenlace que se traduce en evolución.

¿Te ha interesado este artículo? ¿Tienes un proyecto digital en mente o en fases de creación? ¡No esperes más! Este es el momento de llevarlo a cabo.

Si te ha gustado este artículo, recuerda compartirlo en tus redes sociales o suscribirte en nuestro blog y seguirnos en nuestros canales sociales para mantenerte informado/a de la actualidad del sector digital.

CTA-MVP-training-justdigital

 

Barcelona
Passeig Gaiolà 13
+34 933 801 144
Lleida
Carrer Agustins 7
+34 973 988 222
Andorra
(Escaldes-Engordany)
Parc de la Mola 10, AD700
Bogota
Carrera 9A #99-07 Piso 9. Despacho 02
Torre la Equidad