11

Feb

Publicado por: Eduard García | corporaciones y startups | innovación sector bancario | Innovación tecnológica

El reto de innovar en el sector bancario

El acceso a servicios financieros a través de la tecnología, se ha vuelto un servicio indispensable, cada vez más demandante ante los usuarios. El principal reto de las grandes organizaciones hoy en día es el de cumplir con la suficiente agilidad y flexibilidad para responder de forma rápida y efectiva, no solo a los usuarios, sino también a los nuevos competidores que aparecen constantemente en el sector.

Con la aparición y el auge que han tenido otras compañías que, a priori, no parecían ser bancos, ha saltado la atención del sector bancario y provocado su reacción. ¿Tarde?

¿Dónde está el error?

En ocasiones, lo que suele ocurrir con las grandes corporaciones es que subestiman a los pequeños negocios que empiezan a surgir y no son tomados en cuenta como competencia. Estas son algunas de las razones:

La consideración llega tarde

Para una gran corporación, lo más habitual es mirar lo que hace el vecino, dónde crece, dónde se diversifica, hacia dónde se dirige, etc. Tomar posición al respecto y activar las estrategias, cuál mecanismo de defensa.

Si miramos años atrás, en el pasado lo cotidiano se reducía a ser testigos de una guerra de precios o servicios entre las entidades similares con el fin de captar clientes de la competencia a través de bajos precios de hipotecas, cuentas nómina bonificadas y cuentas de ahorro.

En definitiva, una competencia directa de mercado, donde el cliente estaba limitado a recibir las migajas que se le ofrecían como beneficios, aunque estos estuviesen lejos de sus necesidades diarias.

¿Quién estaba mirando realmente lo que pedían o necesitaban los usuarios? Y de haberlo hecho, ¿habría habido cabida para N26, Revolut, Bnext y todo un sector nuevo para aquel entonces?

Al ser proyectos tan pequeños, puede ser habitual que sus inicios simplemente pasen desapercibidos, pero es su propuesta de valor tan disruptiva y focalizada al usuario que hace que su crecimiento sea orgánico y exponencial.

Al ser empresas pequeñas, jóvenes y ágiles son libres de crear productos iniciales (MVP) que no supongan riesgo -no tienen reputación que perder- y adaptarse constantemente al mercado y las necesidades de los usuarios es un instinto de supervivencia que les hará moldear su modelo de negocio y perfeccionar el producto digital a través de la tecnología.

Te puede interesar: Tendencias en innovación tecnológica para productos digitales

En la actualidad

En los últimos años esta tendencia ha ido cambiando y ahora las grandes entidades bancarias vuelven a mirar fuera -en lugar de ver al espejo y al vecino competidor- para encontrar nuevas oportunidades y proyectos de innovación. Por ejemplo, nombrando algunos casos reales está: BBVA Open Innovation, Caixabank DayOne, Bankinter Innovation Foundation, Innocells Banc Sabadell.

Está claro que la fórmula perfecta no existe, pero sí algunas buenas prácticas que hemos aprendido de otros sectores, centros de innovación y hasta países.

Apertura tecnológica e interconectividad

Sin dejar de lado el «compliance”, las instituciones financieras deben facilitar la integración rápida y ágil de sus plataformas con servicios de terceros para poderse integrar en la vida diaria del usuario, sin obligarlo a vincularse totalmente.

Esta vía ofrece la flexibilidad y libertad que todo usuario (ya sea empresa o individual) busca hoy. Un buen ejemplo es el BBVA Open Marketplace, donde presenta la posibilidad de acceder a una gran cantidad de API’s para interconectarse, servicio de soporte y acompañamiento en sus proyectos. En este artículo del BBVA puedes profundizar sobre este tema.

Compartir y co-crear

Para una innovación verdadera y disruptiva es necesario que las organizaciones se abran internamente. La comunicación y colaboración entre los miembros y terceros debe ser accesible y fácil de gestionar.

Un buen ejemplo lo encontramos en Commercia Global Payments. En este proyecto, una empresa centenaria como Caixabank supo integrar una unidad de negocio con mentalidad de agencia digital & startup a través de la generación de diversos servicios de gestión de pagos que le facilitan la vida a sus clientes.

Open Innovation: Aprovechar el talento externo

La relación entre corporates y startups ya está cambiando. En la actualidad existen miles de startups listas para crear una alianza estratégica con grandes empresas que, aunque no lo reconozcan abiertamente, necesitan de este talento externo para seguir siendo relevantes.

Según datos recogidos por Imaginatik, el 82% de las empresas encuestadas afirma que la relación con una startup es importante o muy importante para su estrategia. La razón por la cual las corporaciones se acercan a las empresas tecnológicas es para explorar nuevas tecnologías y modelos de negocio innovadores.

Asimismo, en el otro lado de la balanza están las startups que también necesitan de este know-how y experiencia de mercado para acelerar aún más sus proyectos. Perfect match!

Para ambos, son múltiples las opciones de colaboración que pueden surgir, participación de proyectos en conjunto, pruebas de concepto, challenge, sub-contratación, y la lista puede ser infinita.

Según la encuesta revelada por la agencia, el 100% de las startups les importa el mentoring, el advice, las oportunidades de negocio y la propuesta de valor, lo que dejaría de lado la “obsesión” por ser compradas como se esperaba en el pasado.

Para lograr estas alianzas existen organizaciones y empresas que se dedican a ello, más allá de aceleradoras e incubadoras. Por ejemplo, Biba Venture Partners es una de las empresas que ayuda a los players a encajar las piezas para que todos ganen, siempre con el usuario en el centro.

Te puede interesar: Sprint 0, la base de éxito de cualquier idea

Beneficios para todos

A nuestro entender -y al de muchos innovadores- esta diversidad de culturas corporativas, startup y talento, enriquece a todos los proyectos y actores que se ven involucrados en el ecosistema financiero.

Queda claro que son los bancos quienes tienen la opción abierta a seguir avanzando hacia la flexibilización de sus procesos para perseguir el dinamismo que requiere la innovación en sus equipos de trabajo, a través de métodos ágiles que proporcionen la capacidad de detectar y responder de manera efectiva al cambio.

En definitiva, el arte de innovar se basa en construir algo nuevo que trace como objetivo cambiar al mundo y convertirlo en un lugar mejor a través de ese “algo” único que aporte valor. Innovar es pensar en grande y llevarlo a otro nivel. El momento de hacerlo es ahora.

CTA-contacta-justdigital

 

Barcelona
Passeig Gaiolà 13
+34 933 801 144
Lleida
Carrer Agustins 7
+34 973 988 222
Andorra
(Escaldes-Engordany)
Parc de la Mola 10, AD700
Bogota
Carrera 9A #99-07 Piso 9. Despacho 02
Torre la Equidad