26

Ago

Publicado por: Delfín Fornós | Growth Hacking | marketing digital | startup

Growth Hacking o Marketing Digital ¿Qué es mejor para Startups?

Hace un tiempo escribí un breve artículo con explicando de forma esquemática y resumida ambos conceptos y las cinco diferencias más evidentes entre estos bajo el nombre de Growth Hacking Vs. Digital Marketing. En este caso profundizaremos en los características de ambos para las startups.

Debemos considerar primero cuáles son las características que definen a la mayoría de startups, son compañías jóvenes y, como tal, suele ser más modernas que las empresas más experimentadas en todas las materias del negocio. Los tiempos para cada proceso acostumbran a ser más cortos, todo debe realizarse con mayor agilidad pues son empresas con márgenes temporales menores que empresas con más recorrido y esto se debe, normalmente, porque estas además están en fases iniciales de desarrollo de proyectos, por lo que en esos momentos el factor económico es crucial.

Con todos estos datos, ya podemos imaginar la importancia que tienen para las startups las metodologías ágiles, no solo para el desarrollo de proyectos y productos sino también para cualquier área de la compañía, y el departamento de márketing no está exempto en este aspecto.

Además, no está de más recordar (como ya explique en el artículo de “Growth Hacking vs Digital Marketing”) que ambas metodologías de trabajo pues combinarse y ser compatibles, todo depende de las necesidades y características de la startup. La cuestión es encontrar los beneficios que te puede aportar cada método para evitar todos aquellos factores negativos que supondría un coste innecesario.

Comparación.

Así pues, ¡vamos a ello! Empecemos a comparar las características de cada método de forma independiente para ver cuál puede adaptarse mejor a las singularidades de una startup estándar.

Costes

En entornos corporativos los costes siempre son determinantes, muchas veces deciden si una acción, proyecto o campaña se lleva a cabo o no, a nadie le sorprende a estas alturas esta afirmación tan evidente, pero esque cuando de habla startups, este concepto suele llevarse a una nueva dimensión, pues para una startups las inversiones suelen estar claramente más limitadas por factores económicos que otros tipos de empresas.

Refrescando un poco la memoria sobre lo que comenté en el artículo anteriormente mencionado… En marketing digital el coste no es un factor relativamente importante, mientras no se supere el límite establecido y la inversión resulte rentable todo está bien. En cambio, los growth hackers lo tienen constantemente en el punto de mira, no mueven un solo dedo sin pensar en las implicaciones económicas de esa acción pues es uno de los pilares del Growth Hacking, sin austeridad no existe el Growth Hacking.

Así pues, volviendo a las características de las startups, en principio parece que el enfoque del growth hacking es más óptimo que en marketing digital, aunque no debemos confundir austeridad con rentabilidad, es decir, reducir en costes no siempre supone obtener resultados más rentables, pues quizás -a veces- sea necesaria una inversión mayor para obtener resultados más óptimos.

Adaptació

Por mi experiencia, el segundo factor que condiciona suele condicionar más el desarrollo de las startups es la celeridad para resolver cualquier tipo de situación.  La gran mayoría -sino toda- las startups con las que hemos trabajado durante estos años valoraban mucho el time-to-market y los tiempos de los procesos intermedios, pues si no se cumplen incrementa los costes, algo que ninguna empresa quiere y que, por lo general, no se pueden permitir las startups.

Entonces, ¿Cuál de estas dos formas de trabajar se adapta mejor a las necesidades de las startups en cuanto a capacidad de respuesta? Pues parecería lógico pensar que las estrategias de growth hacking son preferible en este sentido al marketing digital, pero esto no es del todo así, pues como todo en este sector depende de las circunstancias…

En cuanto a este factor, sabemos que con el growth hacking se dispone de cierta agilidad que con otras metodologías de trabajo no se consigue, como sería el caso de las estrategias de marketing digital. Aún así, no te precipites por el momento, pues tener mayor agilidad de actuación no implica necesariamente que te puedas adaptar mejor a los cambios.

Aun así, aplicar marketing digital a tus estrategias puede aportar una estabilidad que, quizás, el growth hacking no pueda, pues la planificación que requiere el marketing digital (si está bien hecha) contempla situaciones alternativas hipotéticas, es decir, un plan B. Por este motivo, se debe tener en cuenta las característica de tu estratégia de marketing y las necesidades de la misma antes de aplicar una o otra forma de trabajo.

Experimentación

La prototipación o experimentación con productos en fase de desarrollo es algo común en  metodologías ágiles, aplicado tanto a desarrollo de producto como negocio. En el anterior artículo ya hablé sobre este tema, así pues ahora debemos analizar las implicaciones que puede tener esto en las startups.

La situación normal de una startup conlleva cierta incertidumbre en el mercado pues no tienen la experiencia que pueden tener otras empresas por dos motivos muy evidentes; una startup por definición es una empresa con poco recorrido en el mercado y con una tasa de nuevos clientes elevada, además, en muchas ocasiones desarrollan actividades en mercados nuevos o que están en un proceso de evolución e innovación.

Así pues, en esta coyuntura la prototipación es algo imperante para conocer el mercado, los gustos, necesidades y pains de los usuarios y, sobretodo, para definir claramente qué acciones funcionan y cuáles no. Se podría considerar que la experimentación en estos casos es indispensable para crear un senda que lleve a la startup hacia el éxito.

Entonces, en este caso vemos como la perspectiva del growth hacking parece mucho más acertada que el marketing digital, pues es mejor actuar ràpido, hacer muchos pasos -aunque algunos sean erróneos- y ganar mucha experiencia sobre el entornos que planificar perfectamente y hacer un lanzamiento meditado, que luego tampoco asegura el éxito y lleva un derroche de recursos -económicos y en tiempo- importantes.

Aún así, para concluir esta sección, esto no significa que una startups siempre deba seguir estos consejos, como ya he dicho en otras ocasiones todo depende de la situación concreta, pues lo que a la mayoría podría funcionarle no funciona en todos los casos, siempre hay excepciones.

Conclusiones.

Una vez analizados los tres factores más interesantes a tener en cuenta cuando hablamos de estrategias para startups, seguramente a nadie le sorprenderá mi conclusión. Y es que yo considero que, por norma general, una startups debería intentar ser lo más agile y lean posible. Esto te lo ofrece mejor el growth hacking que el marketing digital “tradicional”, pues al final growth hacking se considera más un enfoque o forma de actuar y marketing digital, como hemos podido ver durante este artículo y el anterior es más bien un concepto que, como todos, tiene una guía de actuación estándar.

Así pues, para concluir, algunos observadores os habréis fijado que yo ejerzo funciones de marketing digital en JUSTDIGITAL, sin embargo estoy defendiendo el growth hacking por encima de este. ¿Cómo puede ser? Pues muy sencillo, primero porque aquí estamos hablando solamente de startups, en este caso es evidente que el growth hacking ofrece mejores soluciones para estas, además, dentro del marketing digital -como he explicado justo el parágrafo anterior- es el concepto general que puede englobar, en este caso el concepto growth hacking. Por lo que conozco desde cerca ambos conceptos, lo que me da una perspectiva global de todo esto.

 

 

Barcelona
Passeig Gaiolà 13
+34 933 801 144
Lleida
Carrer Agustins 7
+34 973 988 222
Andorra
(Escaldes-Engordany)
Parc de la Mola 10, AD700
Bogota
Carrera 9A #99-07 Piso 9. Despacho 02
Torre la Equidad