19

Dec

Publicado por: Eduard García | innovación | lean startup | startup

Primeros pasos: Desarrolla tu modelo de Negocio con Lean Startup

A diario trabajamos con Startups que, en ocasiones, ya están familiarizadas con los conceptos básicos de Lean Startup pero al momento de aplicar los procesos en la práctica, se pierden en el camino.

El acceso a todo tipo de información es una realidad palpable gracias a plataformas como Google, que con un clic, ofrecen la entrada directa al portal que se almacena cualquier variedad material que puede ser muy interesante, si sabes lo que buscas. A pesar de tan poderosa herramienta, la información nunca está de sobra cuando se trata de emprender.

Por este motivo decidimos realizar una sesión abierta en nuestro Hub de Innovación, CoBuilder Hub, con el objetivo de profundizar en la metodología y exponer desde la mirada de las Corporaciones, representado por Alberto Ratti (Manager Partner de BIBA Venture) los procesos actuales que aplican las Corporaciones para innovar a través de las Startups.

Profundizando en la metodología Lean Startup y sus principios básicos de aplicación.

¿Por qué hablar sobre Lean Startup?

Como introducción al evento, era importante ofrecer un repaso sobre los inicios de Lean Startup y de dónde surge su creación. La metodología creada por Eric Ries es la evolución de la metodología lean manufacturing, utilizada en la producción industrial (el caso más conocido es el del fabricante de coches Toyota), adaptada a las startups.

La realidad es que para las empresas tecnológicas que surgen en la actualidad, no funcionan los modelos tradicionales de desarrollo de negocio por ser modelos inciertos.

En otras palabras, repetir algo que ya existe para hacerlo más eficaz y eficiente. ¿Qué pasa si el usuario o el cliente deja de estar en el centro?
Entonces las empresas se enfocarían en hacer productos que su público no compra realmente.

Toyota fue una de las empresas que, a través del manufacturing, perfeccionaba su modelo de producción. Esto se traduce en eliminar actividades que no son prioritarias y centrarse en la producción de lo que el usuario necesita.

Lean Startup no es más que un “stack” de herramientas y metodologías basadas en los errores y éxitos de otros emprendedores que cumple con el objetivo de mitigar riesgos desconocidos cuando lanzamos productos o servicios innovadores al mercado.

Repite conmigo:

Crear – Medir – Aprender lo más rápido posible

Varias fuentes relatan que el 80% de las Startup no llega al 5to año y esto suele ocurrir por una combinación de varios factores: alto riesgo/incertidumbre, tiempo, fondos limitados, propuesta de valor no validada, falta de flexibilidad del mercado, descordinación interna o la mezcla de todas las anteriores.

Entonces, ¿Lean Startup es la panacea?

La respuesta parece evidente… Si fuera así, todas las Startups que aplican el modelo serían exitosas. Lo que sí es cierto es que puede ayudar al emprendedor a enfocarse, tomar decisiones y avanzar en la dirección correcta.

Es decir, pongamos al usuario en el centro.

 

“In a startup no facts exist inside the building, only opinions.” Steve Blank.

Sal de tu edificio, de la zona de confort y empieza a validar hipótesis basadas en tus experiencias con los usuarios. ¿Cómo? Tan simple como preguntándole a ellos mismos.

Un vez lo tienes claro, ya puedes empezar a aplicar esta metodología casi en cualquier proyecto; ya sea en una Startup, dentro de una gran empresa, a nivel personal, en entidades asociativas y hasta con tu familia.

¿Por dónde empezamos?

  • Lo primero: Desarrolla el Business Model Canvas. Este es uno de los principales cambios planteados por Eric Ries vs el Business Planning tradicional. En lugar de pasarnos meses analizando y detallando escenarios inciertos, tienes la posibilidad de diseñar tu negocio en una sola hoja, portable, adaptable y sobretodo muy fácil de actualizar. Desde acá podrás validar y actualizar tu hipótesis.
  • Después de hacer este proceso es que ya puedes aventurarte a “vender” tu producto o servicio y empezar a validar la hipótesis con un Mínimo Producto Viable. En un evento pasado estuvimos explicando los procesos para construir un MVP escalable. Sobre el proceso de construcción de MVP tenemos un artículo relacionado que te puede interesar.
  • Ahora debes enfocarte en alcanzar el Product Market Fit. Una vez validada la hipótesis, ya tienes la plena seguridad de que es un producto que los usuarios consumen, están dispuestos a pagar por él y tiene un mercado.
  • Es momento de preguntarte, ¿has aprendido algo de tus usuarios? ¡Analízalo! Haz las modificaciones pertinentes en el Business Model Canvas: Itera. Por ejemplo: Estructura de precios, suscripciones, etc.
  • Como último proceso, pivotea. Extiende los cambios hechos en los distintos puntos del Business Model Canvas y comienza a aplicarlos. Por ejemplo: Cambio de estructura de distribución, de un canal directo a distribuidores especializados, etc…
  • Llegó la hora de escalar. El Customer Development, desarrollado por Steve Blank, es otra metodología que está muy relacionada al Lean Startup por apostar al pivotaje del modelo de negocio en las primeras fases de la empresa. La palabra clave en todo este proceso es aprender, ya que se trata de un proceso continuo de aprendizaje en el que el contacto con los clientes es abundante y la información que nos proporcionan es la principal baza para el desarrollo del producto, y no la visión de los emprendedores que pasa a ser secundaria. Los pasos que expone te servirán para validar de forma rápida y efectiva que estás en el camino correcto:
  1. Descubre al cliente
  2. Valida al cliente
  3. Co-crea productos/servicios
  4. Asienta el modelo de negocio

Tienes un sinfín de herramientas a tu alcance para hacerlo. Por ejemplo: Typeform, MailChimp, Google Analytics, Google Adwords, Shopify, etc. Solo debes encontrar el enfoque para adaptarlas a lo que necesitas exactamente.

También te puede interesar: Lean Startup y Producto Mínimo Viable

Alberto Ratti, Manager Partner de Biba Venture, explicando los procesos de innovación dentro de las Corporaciones.

¡Bingo!

Ahora sí…¡A desarrollar el producto ideal! El momento que más estabas esperando ha llegado, es hora de desarrollar el producto “perfecto” y hacerlo realidad.

A este punto existen infinitas opciones para hacerlo, pero lo más importante es que constantemente apliques el mismo procedimiento dentro de todas las acciones que puedas realizar. Si has llegado hasta aquí, ya debes saber que ser “Lean” significa mantenerte dentro un proceso evolutivo que nunca se detiene; sin olvidar mantener el sentido común. Ya conoces el dicho popular, “El sentido común es el menos común de todos los sentidos”.

Si te ha parecido interesante este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales o directamente con esa persona que está desarrollando un proyecto innovador.

 

 

Barcelona
Passeig Gaiolà 13
+34 933 801 144
Lleida
Carrer Agustins 7
+34 973 988 222
Andorra
(Escaldes-Engordany)
Parc de la Mola 10, AD700
Bogota
Carrera 9A #99-07 Piso 9. Despacho 02
Torre la Equidad