29

Nov

Publicado por: Joselyn Marcano | Buyer Persona | estrategias de innovación | idea de negocio | Idea Warm up | metodología Lean Startup | modelo de negocio | MVP | negocios digitales

5 preguntas para empezar a crear un negocio digital

¿Estás pensando en crear una aplicación, hacer un e-commerce, o en definitiva, construir un negocio digital?  Emprender, innovar o todo lo que implique crear un modelo de negocio digital requiere de un profundo análisis y, para encontrar respuestas concretas, debemos hacer las preguntas adecuadas. Todo empieza con el por qué. 

Realizar un negocio digital innovador que sea rentable no es tarea sencilla, no solo por el esfuerzo tecnológico que implica, sino por el desafío que requiere hoy en día encontrar una verdadera solución para ofrecer que sea innovadora. 

El análisis estratégico es el punto de partida que hace que las ideas sueltas cojan sentido y para esto, es necesario construir las bases a través de un profundo análisis previo que posteriormente, se transformará en un concepto con fuerte potencial para ser un producto o negocio digital orientado al éxito. 

En el libro “Empieza con el por qué”, Simon Sinek expone las bases del éxito de las grandes organizaciones y personas que se han convertido líderes mundiales como Steve Jobs, los hermanos Wright, Martin Luther King, HowardSchultz, Walt Disney, Harley Davidson, ejemplos que movilizan masas a través de la evolución y la innovación. 

Simon, escritor y motivador, explica que el liderazgo surge de los porqués bien justificados, nítidos y potentes que siembran una idea, con tanta convicción que impulsan a otras personas a pasar a la acción. No se trata de la típica frase “esta idea cambiará al mundo”, ni del “cómo” vas a hacerlo, sino del por qué quieres hacerlo

Aprender a formular las preguntas adecuadas te permitirán formalizar una empresa inspiradora, construir proyectos innovadores y conseguir personas comprometidas para desarrollarlos. 

Un breve análisis que da pie a la primera pregunta: 

1.- ¿Cuál es el objetivo real?

Encontrar el propósito es el primer reto. Son pocas las empresas que expresan con claridad por qué hacen lo que hacen y aquí no entra ganar dinero (esa es la consecuencia). La razón de querer construir un negocio digital debe nacer de una finalidad, motivo o creencia. 

 Un ejercicio para dar con el objetivo es preguntarte, por qué debería existir esa plataforma o producto y por qué debería importarle a alguien. Aquí no caben respuestas que parten desde el “qué haces” o el “cómo lo haces”, sino por qué haces lo que haces. 

Identificar el objetivo del proyecto te ayudará a definir las bases esenciales para mover las piezas específicas que te acercarán hacia lo que quieres lograr. Obsesionarte con el qué en esta pregunta, simplemente te alejará de lo que es importante.  

2.- ¿Qué problema resuelves?

Para encontrar una solución, necesitas un problema, ¿cuál es? Es a partir de esa respuesta que puedes empezar a aportar valor con un producto digital. Entender las necesidades que tiene el mercado es primordial. 

Ofrecer una propuesta de valor significativa, requiere que la solución o beneficio sea real para el usuario. Llegar a esta conclusión requiere de un profundo análisis previo, estudio de mercado y oportunidades de negocio. 

La metodología Idea Warm Up que implementamos a múltiples proyectos en JustDigital, ayuda a descifrar cuáles son esas necesidades principales que tienen los potenciales clientes de cualquier sector. 

Recopila, además, 10 técnicas que permiten identificar el ecosistema que rodea la propuesta, evaluar los entes involucrados, descubrir y comprender cualquier tendencia de consumo del mercado, causas esenciales de creación y expectativas de consumo que pueda tener un potencial usuario, entre otras herramientas interesantes relacionadas al modelo de negocio. 

Descarga la guía gratuita para obtener los recursos de la Idea Warm Up. 


3.- ¿A quién ayudas?

Para diseñar una buena solución es fundamental ponernos en el lugar del usuario y pensar como él. Entender su comportamiento es el secreto para satisfacer sus expectativas y aportar verdadero valor con la idea digital que tienes en mente. 

Identificar a tu cliente ideal través del Buyer Persona es una de las técnicas que también incluimos en nuestra metodología Idea Warm Up. 

El buyer persona es la representación semi-ficticia del potencial consumidor final. Se construye a partir su información demográfica, tipología, comportamiento, necesidades y motivaciones que lo caracterizan. Es el momento en el que te pones aún más en los zapatos del público objetivo para entender qué es lo que requiere del servicio o producto.

Una de las características más importantes, que además suele ser el principal diferenciador entre los distintos perfiles del buyer persona, es el dolor o también llamado pain. Es en este punto donde queda expuesta la necesidad o preocupación del buyer persona y que puede ser solucionada con tu producto o servicio.

¿Cómo detectar quién es tu potencial cliente?

Recopila la información demográfica sobre tu cliente ideal en los siguientes apartados:

  • Perfil general: su ocupación, los datos básicos de su historia de estudios y laboral, su situación familiar …
  • Información demográfica: su edad, su salario, dónde vive, nacionalidad y género.

¿Quién?

  • Identificadores: Cómo es el ambiente que lo rodea y su entorno.
  • Observaciones Cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo, su personalidad y manera de actuar ante situaciones que podrían involucrar al producto o servicio.
  • Objeciones comunes: ¿Qué le preocupa, qué quiere mejorar, intereses del negocio?
  • Lo que espera de tu negocio: ¿Qué puede aportar tu empresa para obtener los objetivos deseados?

Y sobre todo, profundiza en lo que piensa el usuario. 

Encuentra los recursos para empezar a practicar el ejercicio en nuestra guía “Transforma tus ideas en negocios digitales rentables”

 

Te puede interesar: Convierte una idea sin pulir en un concepto de negocio rentable


4. ¿Es alcanzable?

Las ideas sin planificación son solo eso, ideas. Antes de explayarse y dejarse llevar por el impulso del efecto “Eureka” cuando surge una idea, hay que sentar las bases y analizar si realmente esta idea es posible desarrollarla o es un sueño platónico. 

El MVP es uno de los elementos claves que propone Eric Ries en la metodología Lean Startup, ideal para probar la viabilidad de un proyecto y testear hipótesis. La metodología, enfocada en la innovación en entornos digitales; busca idear, testear a través de un prototipo mínimo viable y analizar los datos recogidos en un período corto de tiempo para evaluar la hipótesis de la idea principal. Una vez hecho, habrá que decidir qué aspectos hay que mejorar o pivotar.

 

Un MVP se basa en la creación de un producto digital con los recursos mínimos y básicos, requeridos para la validación de la idea en el mercado. El objetivo es evitar gastar una fortuna en suposiciones sin haber probado antes la viabilidad del negocio con potenciales clientes. Al final, el proceso permite ahorrar costes de tiempo, recursos y mucho dinero. 

El mínimo producto viable nace con la intención de experimentar, aprender, analizar e implementar los cambios que sean necesarios para avanzar en el proyecto. 

Estipular los recursos que conlleva desarrollar el proyecto, evaluar el alcance de construcción en conceptos de tiempo y viabilidad son los beneficios que se obtienen al construir un prototipo.

Además, disminuye la incertidumbre cuando los modelos de negocio son inciertos por ser disruptivos en el mercado. En ocasiones muchos proyectos fracasan, no porque se ha construido un mal producto, sino porque el mercado no estaba listo para recibirlo. 

Llevar un proyecto digital a cabo puede ser cosa de dos semanas o incluso meses, pero dependerá de la organización de prioridades y planteamiento de la metodología. 

5.- ¿Qué necesitas para llevarlo a cabo? 

Identificar los recursos y el modelo de negocio es esencial para comenzar a dibujar el flujo de trabajo de un proyecto. 

Una técnica efectiva que puede servir para iniciar, es el Business Model Canvas. Tambien está incluida dentro de nuestra metodología Idea Warm Up. Esta poderosa herramienta unifica 9 bloques que te permiten visualizar en una pizarra las preguntas generales que determinan los recursos indispensables que necesitas al momento de desarrollar un modelo de negocio rentable.

El tener una forma visual, hace que sea muy fácil interconectar ideas y evaluar situaciones que quizá no habías concebido antes.

El Business Model Canvas permite ir un paso más allá y establecer conexiones entre sus bloques y los elementos que los componen. El método permite total libertad de servirse del lápiz y unir todos los puntos que sean necesarios.

  • Segmento: 

Para determinar tu nicho de mercado pregúntate a quién vas dirigido exactamente. Selecciona sector, sexo, edad, etc.

  • Propuesta de Valor:

Definir tu propuesta de valor es crítico y saber qué problema ayudas a solucionar a tus clientes será tu elemento catalizador. ¿Qué te diferencia?

  • Canales:

Identifica el medio por el cual vas a hacer llegar tu propuesta. En este punto tu estrategia de marketing online es clave. No olvides mencionar la presencia online.

  • Relación con clientes:

Reflexiona sobre cuál va a ser la relación con tu clientes. ¿Cuáles son los puntos de interacción en base a lo que ofreces?

  • Ingresos:

Es el momento de analizar cómo vas a ganar dinero con esta idea. No olvides testear cómo y cuánto está dispuesto a pagar tu cliente objetivo por lo que ofreces.

 

Las metodologías son eficaces cuando necesitas “responder” de manera automática ante ciertas actividades o situaciones. Funciona de guía al exponer cuáles son los pasos a seguir y lo mejor de todo, es que sirve de respaldo al haberle funcionado a otros proyectos, por tanto, proporciona cierta seguridad una vez has entendido que vas por el camino correcto.

Sin embargo, detectar el punto de partida en el que se encuentra tu proyecto idea es algo que se debe definir antes de avanzar.  Cada proyecto es diferente, asimismo los elementos que pueda requerir. Escoger el punto de partida significa ser consciente de qué fase o etapa se encuentra el proyecto y por supuesto, mirar hacia dónde quieres llegar. Es importante sentarse y ser sincero en esta parte. Si no se reconoce bien la posición actual el planteamiento no será acertado, y por tanto, erróneo. 

Te puede interesar: El ciclo para convertir ideas en negocios digitales


 

Comenzar a hacer preguntas a partir del por qué facilita los negocios y se aplica a la vida misma. Las organizaciones deben comenzar a actuar a través de las preguntas justificadas, de esta forma, las decisiones serán más sencillas, ágiles, sinceras y leales a su propósito. 

Un “por qué” parece simple pero es la pregunta determinante que invita a la innovación constante y le abre la puerta a un universo entero de posibilidades. 

 

 

Barcelona
Passeig Gaiolà 13
+34 933 801 144
Lleida
Carrer Agustins 7
+34 973 988 222
Andorra
(Escaldes-Engordany)
Parc de la Mola 10, AD700
Bogota
Carrera 9A #99-07 Piso 9. Despacho 02
Torre la Equidad