La metodología Agile aumenta la efectividad de tu equipo de trabajo

Del trabajo diario a la metodología Agile

Del trabajo diario a la metodología Agile

La metodología Agile aumenta la efectividad de tu equipo de trabajo
La metodología Agile aumenta la efectividad de tu equipo de trabajo

Justamente el otro día, hablando con uno de mis ex-alumnos que ahora está trabajando como programador web, se me lamentaba de la poca productividad que parecía tener todo el equipo de desarrollo, con el mal ambiente que esto generaba en el empresario y la sensación de insatisfacción por parte de todos los miembros del equipo.

Este programador me comentaba que los tiempos de desarrollo se alargaban enormemente y que ningún producto se podía entregar a tiempo a los clientes, incluso cuando las tareas a realizar solamente podrían llevar más de 6 u 8 horas de desarrollo.

Preguntando sobre el porqué podía ocurrir esto, detecté, a priori, los siguientes problemas:

1.- Desde la empresa se interrumpía continuamente con nuevas peticiones “urgentes” que hacían que el equipo tuviera que modificar su foco de trabajo.

2.- En muchas tareas nadie del equipo técnico (incluso los comerciales ni empresa) no sabían con certeza que se requería o que se debía hacer exactamente, lo que llevaba a graves errores a la hora de estimar el tiempo de cada una de las tareas.

3.- Cada semana el responsable del equipo técnico y la empresa acuerdan las tareas a realizar por el equipo técnico, siendo esta asignación en bloques semanales y donde la aceptación o no de estas tareas se basan en la respuesta a la pregunta: ¿crees que tendrás tiempo?

Sin duda, la solución principal a los problemas que este profesional me presentaba sería optar por una metodología ÁGIL de trabajo donde:

1.- Las tareas a desarrollar se deben describir como Historias de Usuario (representación de un requisito de software escrito en una o dos frases utilizando el lenguaje común del usuario) y se deben almacenar en un Backlog (listado de todas las Historias a desarrollar). Estas historias se deben priorizar en función del PMV que se quiera obtener o las necesidades comerciales que se tengan.

2.- Todo el equipo debe estimar cada una de las historias de usuario, sí, entre todos, lo que ayudará a saber exactamente qué se pide en cada historia de usuario y cómo desarrollarla y consiguiendo que la estimación en tiempo sea muchísimo más fiable.

3.- Se deben crear sprints de, yo recomiendo, dos semanas, que serán las tareas o historias a desarrollar y que los miembros del equipo irán asignándose, debiendo desarrollarlas sin interrupciones. Una vez se finaliza una historia se empieza con la siguiente del sprint.

4.- Si desde el departamento comercial o desde la empresa se decide que se deben atender otras tareas urgentes, se deben añadir al sprint activo, quitando del sprint (y pasando al backlog) historias de usuario del mismo peso estimado que la tarea que se ha añadido, de forma que el sprint no se modifique en sus tiempos de realización.

Estoy seguro, y en la experiencia me baso, que adoptando estos cuatro sencillos puntos (en los que sea basa la metodología de trabajo ágil), la eficiencia del equipo aumentará notablemente, con lo que el grado de satisfacción del equipo y de la empresa también aumentará sin olvidarnos que seguramente se podrán cumplir los tiempos de desarrollo y entrega.