Estrategias SEO para aumentar el tráfico orgánico de tu web.

4 claves para atraer tráfico orgánico a tu web (SEO On-Page)

4 claves para atraer tráfico orgánico a tu web (SEO On-Page)

Estrategias SEO para aumentar el tráfico orgánico de tu web.
Estrategias SEO para aumentar el tráfico orgánico de tu web.

SEO (Search Engine Optimization) es un proceso o disciplina que busca optimizar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos en buscadores (Google, Bing, Firefox, etc.) para atraer así el máximo número de usuarios con búsquedas orgánicas.

Así pues, SEO on-page (o SEO on-site) es la rama del SEO que se encarga de optimizar las características de una página web para influir positivamente en este proceso. Esta variante del SEO es algo más técnica que las que se realizan fuera del sitio web (SEO off-page), puesto que se centra en mejorar y optimizar la accesibilidad de los diferentes motores de búsqueda y así promover nuestra web el ranking mundial de webs consultadas o con mayor tráfico.

Existen gran número de buscadores pero «el rey» es Google, que en España, por ejemplo, lo usan aproximadamente el 90% de los usuarios. Por este motivo, cuando realizamos acciones SEO on-page se debe priorizar las preferencias que dicta la multinacional tecnológica. Un buen posicionamiento en el buscador de Google siempre será más efectivo en volumen de usuarios que la mejor optimización de cualquier otro buscador.

Dicho lo cual, procedamos a conocer las 4 claves básicas para tener un SEO on-page más que óptimo. Estas son:

Claves para mejorar el SEO on page.

Cumplir los estándares de Google.

Cumplir los estándares significa tener una web bien confeccionada según los criterios de Google. Esto implica no tener errores de programación, ni estructurales ni semánticos. No te preocupes por corregirlos pues existen gran número de herramientas mediante las cuales podrás validar la consistencia de tu web. Personalmente, yo uso Validator.nu, pues es una herramienta online y gratuita que rastrea los posibles errores que no cumplen con estos estándares para que puedas corregirlos fácilmente.

«Velocidad y peso» de la web.

Si hay algo que sabemos con total seguridad sobre «los gustos» de Google hacia los sites, es que le da mucha importancia a la velocidad de carga. La velocidad depende directamente del peso de su contenido (imágenes, archivos, CSS, etc.), así pues, cualquier elemento que bloquee o lastre la web debe ser evitado o eliminado para que no afecte negativamente al posicionamiento de la web en su buscador. Para este cometido, Google proporciona una herramienta gratuita llamada PageSpeed, con ella se puede realizar un informe detallado de los elementos que suponen un problema en este aspecto y deberían ser solventados.

Algunos factores que influyen en la velocidad de carga son: el peso del contenido visual como imágenes o vídeos, los CSS y los JavaScripts. Para los primeros, debemos considerar siempre el tamaño máximo posible de una imagen, teniendo en cuenta su lugar en la web (para ello se pueden usar programas como Photoshop, o Gimp que es gratuito). Además, es bueno usar también un optimizador de imágenes para reducir aún más su peso, yo suelo usar ImageOptim, que además es gratuita.

El otro aspecto, los CSS y JavaScripts de la web se deberían minimizar y agrupar para generar el menor número posible de llamadas. Además de colocarlos en la parte inferior de tu web para que no bloqueen su carga. Por otro lado, hay otros conceptos técnicos que también se pueden llevar a cabo si  tienes los conocimientos necesarios, como comprimir y cachear los elementos a nivel de servidor para reducir así el tiempo de carga y optimizar las transferencias de contenidos.

Pensar siempre en responsive.

Una web adaptada a cualquier dispositivo es esencial, no solo para cualquier tipo de pantalla (de ordenador) sino también debe estar optimizada para todos los formatos móviles y tablets posibles. Debemos considerar que actualmente la mayoría de usuarios ya navegan más mediante dispositivo móvil «desktop» y, evidentemente, este hecho lo tiene muy presente Google. Así pues, no solo se deben considerar aspector de distribución de los objetos en cualquier pantalla posible, sino también es importante tener en cuenta las dimensiones de las fuentes, el contraste de colores, usabilidad y un largo etcétera de posibilidades.

Te podría interesar: Webs responsive, la evolución de internet y la tecnología mobile.

Contenido descriptivo y uso de keywords.

Como último, el uso de palabras clave es importante no solo para posicionar mejor el site en el buscador respecto a la competencia (más arriba en las búsquedas) sino también para conseguir atraer a los usuarios pertinentes, es decir, usar las keywords adecuadas para que la web la encuentre el publico objetivo. Para ello, será vital usar las palabras clave en lugares estratégicos como el titulo, la descripción, títulos internos (h2, h3…), dominio o imágenes (nunca olvides aprovechar este elemento).

Además, si el contenido es relevante para el usuario, este permanecerá más tiempo interactuando en el site. Google tiene muy en cuenta el tiempo medio de cada usuario en el site pues le sirve para evaluar el nivel de atracción del contenido hacia los usuarios, validar la calidad del mismo.

Conclusiones.

Como vemos, existe un gran número de factores (y otros que seguramente no podemos contemplar porque no han sido revelados por Google) a tener en consideración para el SEO on-page, pues, si esto no se cumple difícilmente un usuario encontrará de forma «orgánica» una página web. Sin estos parámetros, Google no podría valorar si el contenido es relevante para el usuario, lo cual generaría un impacto negativo sobre él y reduciría su uso, es por este motivo que los buscadores le dan mucha importancia al SEO on-page.